Errores comunes del hombre en la cama.

errores comunes hombre cama

Errores comunes del hombre en la cama.

En el día de hoy queremos dejar una entrada en la que nos detendremos en los errores comunes del hombre en la cama. Muchas de vosotras estaréis de acuerdo conmigo, a veces no hay nada mejor que la masturbación femenina. ¡Digan por vosotras mismas!

¡Los hombres! (No se puede vivir con ellos, pero tampoco sin ellos) Muchos de vosotros, aún hoy en día y con tanta tecnología, cometéis errores en la cama, pensando que lo estáis haciendo bien. Quizás porque aún no han entendido que el cuerpo de una mujer es un poco más complejo que el de ellos. Muchos, porque piensan que están tocando de forma adecuada y no es así. Otros, porque creen que lo que se realiza en las escenas porno está bien (casi todo es fingido) y otros, los que menos, porque son unos vagos y, sinceramente, les importa un pimiento que la mujer disfrute. Aquí os dejo algunos errores (faltan muchos más) que a las mujeres no molestan, esperando que no los repitáis. El próximo capítulo irá destinado a nuestros fallos en materia sexual.

Ir directos y olvidar los preliminares: éste es el fallo más garrafal que suelen cometer. No cabe duda de que un “aquí te pillo, aquí te mato” es genial…pero sólo a veces. No lo toméis como una costumbre. Nuestra respuesta sexual es muy diferente a la vuestra; tardamos más en excitarnos y lubricarnos y por eso nos gustan los juegos previos. Pretender ir directamente a la penetración es un enorme error.

Mascarillas especiales: dicen que, para gustos los colores, y que eyacular sobre nuestra cara puede ser excitante, pero ¿sabes si a tu pareja le gusta? Entendemos que muchos hombres disfruten esparciendo su semen por el cuerpo de la mujer…pero pregunta.

Empujar la cabeza y tirarnos del pelo: parece que no sabemos lo que estamos haciendo y sin embargo hemos llegado al lugar…¿por qué nos tienen que empujar hasta hacer que nos atragantemos y que nos pueden dar arcadas? Que nos agarren un poco del cabello nos gusta, nos excita…pero no te quedes con los pelos en la mano.

Estimular los senos: Nuestros pezones no son un trozo de plastilina a la que moldar o darle forma. Mira, eso no….unos mosdisquitos nos excitan, nos resulta placentero, pero de una forma suave. Son muy sensibles al dolor.

Masturbación y clítoris: Todos sabemos que el clítoris está en la parte superior de la vagina y sólo tiene una única función, que es la de dar placer a la mujer. Está demostrado que la gran mayoría de las mujeres llegan al orgasmo con la estimulación del clítoris, sin que importe si hay o no penetración. Es básico que se manipule de forma correcta, ya no sólo por el placer, pues también influye en la lubricación. No hay nada más molesto que jugar con él si no está lubricado. Respecto a la masturbación, mejor hacerlo de forma delicada y despacio (no es correr una maratón), con uno o dos dedos, dejando que sea ella quien te indique si debes o no aumentar el ritmo y la presión.

Penetración anal: “aysss me equivoqué de lugar”: Si tú sabes que a ella no le gusta que le toquen esa zona… ¿por qué insistes? No pienses que no nos damos cuenta de que lo intentáis. El sexo para que sea placentero tiene que ser consentido por ambas partes. No te disculpes alegando eso de “perdona no sabía por dónde iba”, que no cuela.

Obscenidades: Sí, que nos gusta ponerle un poco de sal y pimienta a la hora de practicar sexo, pero chico…con algo de sutileza. No optes por las palabras a tontas y a locas. No confundas el porno con la vida real.

Higiene íntima: Sí, yo diría que es obligatoria. Hay que saber que el aseo antes del coito evita infecciones así como olores naturales que pueden ser desagradables. Por muy cansado que uno llegue a casa…una ducha te relajará.

Azotes en el culete: Sí y no. Todo depende de la pareja. Al parecer y según encuestas…nos gusta más dar esos golpecitos realizando sexo, que nos los den. Desde luego no hay que aplaudirle el trasero a la otra parte…Unos azotes en las nalgas durante el juego sexual no se pueden dar así, pues un azote dado en un mal momento puede lograr arruinar la excitación de un golpe (y nunca mejor dicho).

Dormirse inmediatamente después: Sí ya sabemos que la gran mayoría de los hombres nada más acabar con el coito se quedan dormidos como los lirones, cosa que odian la gran mayoría de las mujeres….Pero chico, antes de hacerlo dale unos mimos a tu pareja, comparte con ella unos minutos de palabras, caricias o sencillamente abrázala. ¿Qué te cuesta?.

Esperamos que le haya gustado la entrada de hoy: “Errores comunes del hombre en la cama”. Le esperamos en la próxima y recuerden si les ha gustado compartir la entrada con sus amigas en las redes sociales nuestro blog de masturbación femenina.

 

Comments are closed.